Por todos es sabido que el inicio del nuevo año siempre trae propósitos asociados: apuntarnos al gimnasio, viajar más, ahorrar o aprender inglés. Es este último uno de los que encabeza la lista de intenciones para el primer mes del año y con el que pretendemos que nuestro nivel de inglés avance tan rápido y sea tan frutífero que manejemos al dedillo el idioma de Shakespeare.

Empezar el año aprendiendo inglés debe ser tu gran propósito, y para ello es importante seguir una serie de pautas para alcanzar objetivos a corto y medio plazo, ya que es muy común que, a las primeras de cambio, sean muchos iniciados los que abandonen en el intento por querer ser angloparlantes antes de ponerse a ello.

De una forma u otra, todos tenemos ciertos conocimientos de inglés ya sean los números, colores, algunos verbos y expresiones para saludar… pero estamos hablando del “quiero empezar el año aprendiendo inglés» de manera formal, seria y hacerlo con vistas puestas a un próximo trabajo, la obtención de un título oficial o sentar las bases de un nuevo idioma.

En este post, te vamos a dar diez consejos clave para empezar el año aprendiendo inglés y desarrollar correctamente el idioma. Si solo no te ves capaz de hacerlo, lo mejor es optes por una academia de idiomas en la que sepan guiarte mediante una metodología efectiva y profesores cualificados. En Esid Idiomas te podemos ayudar a hacer realidad tus propósitos. Are you ready?

 

¿Cómo empezar el año aprendiendo inglés?

 

1- Establecer una meta real: a la hora de establecer una meta, debemos pensar en objetivos alcanzables a corto y medio plazo y, una vez vayamos afianzando conocimientos y progresando, podremos ir ampliando lo que nos propusimos en un principio. Poner el listón muy alto significa frustrarnos de no llegar a los objetivos que nos hemos marcado al inicio.
2- ¿Cuál es mi nivel de inglés?: lo correcto, antes de embarcarte a lo loco, es averiguar en qué nivel de inglés te encuentras. No es lo mismo empezar de cero que tener unos conocimientos más o menos aceptables para defenderte en inglés y eso lo averiguarás realizando una prueba de nivel en alguna academia especializada donde te ayudarán con ello.
3- Ponte en modo ‘english’: desde que te levantes hasta que te acuestes, no te vamos a pedir que sea un completo inglés, pero sí que escuches, escuches y escuches en inglés. Ya sea la radio, leer en internet, o practicar con algún amigo nativo, pero es la mejor opción para ir cogiendo vocabulario y adaptar el oído a los fonemas. Empezar el año aprendiendo inglés requiere adaptarnos también.
4- Organización: distribuye tu tiempo a la semana y estructura las horas que vas a dedicar al estudio del inglés. Es importante que determines el tiempo de dedicación según tus objetivos propuestos.
5- Apúntate a una academia: si eres de los que prefieren que les guie un profesor especializado en el idioma, lo mejor es que acudas a una academia de inglés con profesores nativos que te ayuden.
6 –Busca un amigo inglés: quizá tengas la suerte de tener cerca algún amigo nativo con el que poder intercambiar una conversación algún día a la semana. ¡Aprovéchalo!
7- Contrata un profesor particular: si tu economía te lo permite, contar con un profesor particular te ayudará y mucho para empezar el año aprendiendo inglés.
8 – Insiste, persiste: confía en ti mismo y no tires la toalla a las primeras de cambio. Al principio notarás como avanzar a ritmo rápido, luego el progreso será más lento, pero eso no significa que no estés aprendiendo. Sin prisa, pero sin pausa.
9 – Si puedes viajar, hazlo: es sin duda, la mejor inmersión lingüística. Ya sea por un tiempo corto, por ocio o para realizar un curso en el extranjero, será el mejor aprendizaje.
10 – Evalúa tus progresos: mira desde donde empezaste y analiza en que punto te encuentras. Sólo así sabrás si has llegado donde querías.