Curriculum en inglés

¿Cómo hacer un curriculum en inglés?

Hacer un currículum en inglés requiere de una serie de trucos y pericias que es necesario conocer para poder defendernos en el mercado laboral. Para redactar un buen currículum en inglés hay que tener en cuenta ciertos aspectos, ya que una buena estructura y una correcta elección de contenido que se quiere redactar resulta fundamental para una buena presentación del mismo.

Además, es importante tenerlo ya que en empresas internacionales es bueno presentarlo en este idioma para que la persona de selección de personal que lo reciba vea tus competencias lingüísticas y te vea apto para empresas de ese perfil. Hoy día, el inglés es la lengua de comunicación, trabajo, negocios, enseñanza, universalmente requerida, y la exigencia por los empleadores de competencias en este sentido nos ha de impulsar a elaborar un currículum en inglés para mejor hacernos valer en el complejo y duro mercado laboral de nuestros días. A continuación, os damos las claves para su redacción.

 

Claves para redactar el curriculum

Estructura Anglosajona

A la hora de hacer un currículum en inglés, es preciso tener muy en cuenta en la confección del documento que existen grandes diferencias del modelo anglosajón de currículo con el que impera en España y países hispanohablantes, e incluso los países continentales de Europa. Existe diferencia en la estructura con respecto al curriculum español, os la exponemos a continuación.

Datos personales (Personal Details)

Resumen ejecutivo (Summary). Es la forma de que tu trayectoria y experiencia profesional quede sencillamente compendiada para que así pueda esclarecerse de manera más señalada cuál ha de ser tu orientación profesional. He aquí uno de los aspectos clave a la hora de elaborar un currículum en inglés.

Logros Clave ( Key Achievements). Los hitos fundamentales de tu trayectoria laboral y profesional han de quedar clara y concisamente expuestos, de modo tal que dejen claro que igualmente tienes unas aspiraciones, ambiciones y metas en tu terreno. Esto es un gran punto a favor en el currículum de cualquiera, y en el modelo anglosajón se exige ya de antemano.

Formación (Education). Por supuesto, el apartado formativo también desempeña un papel fundamental en el modelo anglosajón de currículo.

Idiomas y otras competencias (Language & Professional skills). Saber en qué aspectos eres más ágil y en qué idiomas te desenvuelves es también de gran importancia para cualquier empleador, sobre todo si lo es de una empresa de cierta envergadura.

Más información e intereses ( Other information & Interests). Los intereses de cada persona identifican si se trata de una persona proactiva, culta, inquieta, y si sus aspiraciones pueden engarzarse de algún modo con la singladura que tome la empresa en su diario devenir cotidiano.

Por supuesto, el orden y estructuración también están tipificados en su elaboración. Veámoslo con más detalle.

Referencias (References)

En los curriculums que siguen el modelo anglosajón se lleva a cabo un orden descendente, es decir, las ultimas experiencias son las que se ponen previamente o títulos y a continuación la primera experiencia que tuviste.

Y otro dato al que se le da mucho valor en UK es la parte de referencias, por lo tanto el CV estaría más completo si se incluyeran algunas.

Resumen ejecutivo (Summary)

El summary también es una de las partes más importantes, debe ser un párrafo que no contenga más de 3 y 5 líneas que resuman tu actividad profesional, experiencia y fortalezas. Detallando, sobretodo, los puntos fuertes especificando que puedes aportar tú a la nueva empresa, es decir, como una breve carta de presentación anterior a mostrar los datos específicos profesionales.

Traducción perfecta

Por recomendación no es aconsejable traducir el curriculum que está en español de forma literal al inglés,al ser un formato diferente.

Y es que, en el curriuclum en inglés abunda la voz pasiva las oraciones subordinadas e igualmente es necesario adaptar los estudios en España a su equivalente en el país al que enviamos el currículum, ya que por el contrario difícilmente se sabrá cuál es tu formación si no la adaptas a la equivalente en el país destino.

No es recomendable utilizar las páginas web que traducen textos o párrafos enteros porque la probabilidad de error es bastante alta. Te recomendamos dos páginas para una buena traducción:

Wordreference

LInguee

No excederse en datos personales

Por un lado, no es necesario incluir estado civil, fotografía o DNI. En cambio, el nombre y apellidos deben encabezar el texto y lo más importante el mobile phone y el correo electrónico profesional.

Tener en cuenta las reglas gramaticales

Hay algunos errores comunes que se hacen al traducir los títulos y las descripciones al inglés que hay que evitar.

Confusión entre sustantivos y adjetivos

Normalmente, el título del puesto tiene un nombre como “manager”, “supervisor”, “team leader”, “assistant” etc…:

Para la redacción de tareas o responsabilidades, sí se puede hacer uso de la palabra “responsible” o “in charge of”:

Uso del pronombre “I” (yo) al inicio de cada frase.

Hacer un currículum en inglés asimismo implica tomar en cuenta determinados trucos de redacción. A la hora de redactar funciones, no debe abusarse del pronombre “yo”, ya que puede quedar redundante y pesado, es mejor iniciar los párrafos con el verbo en gerundio o con participio pasado. Por otro lado, utilizar los verbos de acción puede aportar profesionalidad y rigor (analyzed, coordinated, led, organized, supervized).

Ayudarte de formatos de currículos específicos.

 

Puedes buscar plantillas o formatos de curriculum relacionados con el tipo de trabajo que buscas, te facilitará el trabajo y la organización de contenidos. Por ejemplo, existe esta web: MONSTER UK