consejos para aprender idiomas

Consejos para aprender idiomas

Actualmente, todo aquel que quiera tener un futuro laboral más o menos digno debe hablar al menos dos idiomas (la lengua nativa y el inglés). No obstante, cada vez más personas apuestan por hablar con fluidez tres idiomas. En la mayoría de los casos, el francés. ¿Cómo podemos estudiar varios idiomas de forma simultánea? Los consejos para aprender idiomas han de hacer énfasis en diversos aspectos como los que vamos a desplegar a continuación. Hoy os damos algunos consejos para aprender idiomas. Un camino que se hace cada vez más necesario en tiempos como estos, por varias y muy esclarecidas razones:

  • En un mercado laboral donde el empleo escasea o está muy competido, el poliglotismo, máxime si es en idiomas muy solicitados en las relaciones internacionales, los mercados globales y el panorama empresarial, pueden conferirnos esa necesaria distinción que nos haga brillar en un panorama de ofertas laborales harto masificadas.
  • La diversidad de idiomas ya de por sí nos abre a un panorama laboral e internacional mucho más amplio, e incluso nos permite aspirar a puestos de trabajo en una mayor variedad de países.

Para aprender varios idiomas de forma simultánea y no rendirse en el intento, dos de las cosas más importantes son constancia y disciplina. Antes de nada, también es importante hacer una lista de las lenguas que queremos aprender, de tal forma que evaluemos los idiomas en tres aspectos: el interés que tenemos por aprender una lengua (¿nos apasiona o solo tenemos curiosidad?), lo práctico que resulta (¿vas a trabajar con él?) y los recursos que tienes para aprenderlo (¿es una lengua “popular” o es más fácil obtener recursos para aprenderlo?).

No es muy recomendable aprender un idioma para curiosear, sin antes haber evaluado estos aspectos, y sin haber tenido en cuenta previamente el grado de dificultad de un idioma. Por ejemplo, para un español supone una gran fuerza de voluntad, una gran tenacidad, y por lo tanto una grande y meditada motivación previa, estudiar finés, chino, árabe, persa, swahili o japonés (por más que la pronunciación de este último sea fácil porque es pentavocálico, como el latín y el castellano). E incluso idiomas más cercanos geográfica y culturalmente a nosotros, como el neerlandés, suponen una dificultad a considerar.

Una vez planteado esto, los expertos aseguran que estudiando una hora al día (por idioma, obviamente), necesitamos doce semanas para hablar la lengua en nivel básico. ¿Y cómo hacemos para sacar más de una hora y estudiar así otros idiomas? ¿Y para que todo esto no se convierta en un galimatías en nuestro encéfalo, y acabemos confundiendo inglés con danés, alemán con neerlandés y árabe con persa, para acabar hablando una jerga que ni los bichos aquellos de la taberna de La guerra de las galaxias? Algunas formas de hacerlo:

 

Consejos para aprender idiomas

Abandonar las redes sociales

Seguramente todos somos conscientes del tiempo que perdemos actualizando constantemente nuestras redes sociales. Aunque nos parezca una utopía, sacar tiempo después de nuestras obligaciones diarias es posible. Basta con organizarse y liberarnos de todos los entretenimientos que no nos aportan nada. Menos procrastinación (sí, horrendo palabro anglosajón) y más concentración en las cosas que de verdad nos interesan. He aquí uno de los más básicos consejos para aprender idiomas simultáneamente.

Establecer metas a corto plazo

Una buena forma de conseguir nuestros objetivos es pensar a corto plazo en lugar de fijarnos metas a largo plazo. Por ejemplo, mejor doce semanas que un año. Ya hemos dicho que doce semanas es el tiempo necesario para alcanzar un nivel básico.

Centrarse en el objetivo

Una vez que sepas qué idiomas vas a estudiar y qué días vas a dedicar al estudio de cada uno, debemos tratar de fijar un objetivo para cada lengua. Por ejemplo, conseguir un nivel Advanced en inglés y conseguir el básico en alemán.

 

A partir de ahí, cumplir los tiempos y ser muy constantes. Otra ayuda muy importante es comunicarnos con algún nativo del idioma que vamos a aprender o ver series de televisión en otros idiomas. He aquí uno de los consejos para aprender idiomas que resulta de por sí ameno y muy productivo a la par.