Numerosos estudios confirman que aprender idiomas, además de la satisfacción personal que produce y de mejorar nuestras dotes comunicativas, resulta también muy beneficioso para el cerebro humano. Estudiar cómo comunicarse en una nueva lengua estimula nuestra apertura mental, mejora nuestra capacidad a la hora de resolver problemas, el pensamiento crítico o la empatía. Gracias al boom de series, películas, libros o videojuegos, han surgido muchos idiomas que, aunque ficticios, son tan reales a la hora de aprenderlos como cualquier idioma existente. Hoy os presentamos estos ocho idiomas. ¿Os imagináis cuáles pueden ser?

 

– Dothraki

 

Este idioma aparece en la saga de libros Canción de Hielo y Fuego, de George RR Martin (adaptada para televisión como Juego de Tronos). El idioma de Khal Drogo y los suyos se puede aprender a través de varios portales en inglés especializados en el tema.

 

– Nadsat

 

El Nadsat es una lengua creada por Anthony Burgess para La Naranja Mecánica, hablado por Alex y sus drugos en Londres. Stanley Kubrick incorporó el idioma al guion cuando llevó el libro a la gran pantalla. A pesar de la aparente dificultad inicial del idioma, la estructura de las oraciones facilita su compresión. Las palabras del Nadsat están tomadas de términos rusos y jerga gitana.

 

– Élfico

 

Además de crear todo un universo de elfos, enanos, hobbits y orcos, JRR Tolkien fue también el inventor de las lenguas élficas. Nada extraño teniendo en cuenta que antes de convertirse en uno de los novelistas más famosos del mundo, Tolkien era estudiante de idiomas. Dentro del élfico, el escritor de El Señor de Los Anillos distingue entre Alto élfico Bajo élfico, muy diferentes entre sí. El Quenya se basa en la escritura finlandesa, bastante atípico en Europa, y el Sindarin se basa en el galés.

 

La realidad es que JRR Tolkien creó decenas de idiomas en su vida, pero es cierto que ninguno está tan bien documentado como el élfico.

 

– “Ewokense”

 

El universo de Star Wars tiene una serie de idiomas construidas en torno a las diversas razas alienígenas, pero la más sencilla de aprender es la de los Ewoks, con una gramática y vocabulario ya existentes.

 

– Klingon

 

El Klingon es, probablemente, uno de los idiomas más populares y reconocidos de la ciencia ficción. Esta lengua proviene de la serie de televisión Star Trek y se puede aprender a hablar a través del Instituto del Lenguaje Klingon. Como anécdota curiosa y sorprendente, los fans han traducido al Klingon obras de Shakespeare o La Biblia. Google permite incluso a los usuarios seleccionar Klingon como su idioma de búsqueda.

 

– “Símlico”

 

El idioma de Los Sims se presentó en el año 1996 para lanzar mensajes por la radio y poco a poco se ha convertido en un elemento cada vez más importante. El “símlico” es relativamente fácil de aprender porque su gramática es muy parecida al inglés.

 

– Na’vi

 

El Na’vi es el idioma hablado por las criaturas azules de Pandora y se hizo famoso en Avatar, la película dirigida por James Cameron. Esta lengua fue desarrollada por el Doctor Paul Frommer, de la Marshall School of Business de la Universidad del Sur de California. Los fans pueden aprender la gramática, sintaxis y vocabulario a través de los recursos que nos ofrecen varias páginas web.

 

– Minion

 

El idioma ficticio que últimamente se ha puesto de moda es el idioma minion, conocido como minionés o “idioma banana”.

 

EN ESID Idiomas, por el momento, no tenemos ninguno de estos idiomas. Lo que sí tenemos son los mejores cursos para aprender alemán, inglés, francés y chino. ¡Infórmate sin compromiso!